Top
a

L'Beauté Homme

  /  Estilo de Vida   /  Consejos para brindar con vino espumoso

Consejos para brindar con vino espumoso

Consejos para brindar con vino espumoso

Ulises García

Descubre cómo brindar con estilo y elegancia utilizando vino espumoso con nuestros consejos de experto. Desde la temperatura ideal hasta la forma correcta de sostener la copa, aprenderás todo lo necesario para impresionar en tus próximos brindis y elevar tus celebraciones a un nivel superior.
El brindis con vino espumoso es un momento especial que marca celebraciones y momentos importantes. Sin embargo, muchas personas se sienten inseguras sobre cómo hacerlo correctamente. En este artículo, exploraremos consejos prácticos y elegantes para brindar con vino espumoso, desde la elección del vino adecuado hasta la técnica de servicio y etiqueta para que puedas disfrutar al máximo de cada brindis.

Aprender a leer la etiqueta

 

Para realizar una compra de vino acertada, es esencial tener la habilidad de interpretar la información presente en la etiqueta. Esta proporciona pistas sobre el nivel de dulzura o sequedad, así como el grado alcohólico del vino. La etiqueta sigue una clasificación que va desde Brut Nature, sin azúcar añadido, hasta dulce, con una mayor cantidad de azúcar agregada. Entre estas categorías se encuentran los Brut, Secos y Semisecos. Además, toda etiqueta debe incluir el nombre del productor, la región de origen de las uvas utilizadas, lo cual puede indicar la calidad del vino, y el nivel de alcohol, que influye en el sabor y la textura, siendo un mayor contenido alcohólico asociado a un sabor más frutal y una textura más rica debido a la mayor madurez de las uvas.

 

Escoger la temperatura ideal

 

Estos vinos deben consumirse a una temperatura muy baja para conservar la textura característica que los define. Se busca que las burbujas sean lo más finas posible. Abrir la botella a temperatura ambiente resultaría en la pérdida de líquido debido a la espuma excesiva, afectando la apreciación de los sabores. Por lo tanto, la temperatura ideal para servirlos debe ser entre los 5 y 8 °C, excepto el Lambrusco, que se sirve entre los 7 y 12 °C. Para enfriar el vino espumoso en el refrigerador, se recomienda colocar la botella al menos 1 hora antes de servirla. Si se dispone de una enfriadora, es conveniente añadir sal al hielo para prolongar su duración y enfriar la botella durante 30 minutos antes de abrirlo. Además, es recomendable mantener la botella en frío una vez abierta y consumirla por completo si es posible.

 

Cómo abrirlo correctamente

 

Este proceso es crucial para garantizar que el corcho no salga disparado ni se derrame el contenido de la botella. Para ello, es necesario comenzar retirando con cuidado el revestimiento de aluminio que cubre el corcho. Luego, sostén la base de la botella con una mano mientras quitas el alambre que sujeta el corcho, conocido como morrión, y desenroscas la cola del corcho. Después, envuelve el corcho con un trapo y inclina la botella a 45 °, asegurándote de que la boquilla no apunte hacia ninguna persona. Con una mano, sostén la base hacia abajo mientras giras el corcho con la otra mano, manteniendo el trapo sobre él. Sentirás una leve presión y luego el corcho debería salir intacto de la botella.

 

Saber cómo y dónde servirlo

 

Debido a su burbujeante efervescencia, servir este tipo de vino sin derrames puede ser desafiante. El método más famoso consiste en inclinar suavemente la copa y permitir que el vino se deslice por las paredes hasta alcanzar aproximadamente tres cuartos de su capacidad. No es necesario decantar ninguno de estos vinos, y la mayoría se sirven en copas tipo flauta, a excepción del Lambrusco, que se sirve en una copa universal, y el Prosecco, que se prefiere en una copa para vino blanco.

 

Maridajes sugeridos

 

Aunque se disfrutan ampliamente como aperitivos, los vinos Brut son adecuados para servir con platos de pescado y mariscos; mientras que los vinos Secos y Semisecos son ideales para acompañar postres. Experimentar con maridajes, como combinarlos con quesos suaves y algunos frutos secos, puede resultar divertido y delicioso.

Fotografías: Unsplash